GOBERNO ESTATAL INICIATIVAS

“El Gobierno apoya al turismo como actividad económica prioritaria con un plan de reactivación”, por Adolfo Pérez Abellás

Adolfo Pérez Abellás es diputado del PSdeG-PSOE en el Congreso y portavoz de la Comisión de Turismo

Desde la aprobación del RD 463/2020, el 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, uno de los sectores más afectados de nuestra economía fue el turismo.

Desde el primer momento, el Gobierno de España desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y desde la Secretaría de Estado de Turismo, dedicó especial atención a este sector, adoptando una batería de medidas dirigidas a garantizar la seguridad sanitaria y económica de todas las personas afectadas en el desarrollo de esta actividad.

En todo momento se estuvo en contacto permanente con el sector turístico y con las comunidades autónomas para intercambiar información sobre de la pandemia del COVID-19 y ofrecer recomendaciones que contribuyeran a minimizar el impacto en el sector y a que éste se recupere en el menor plazo posible.

Para paliar las posibles consecuencias que la aparición del COVID-19 puede causar a la economía española, el Gobierno ha elaborado un Plan de Choque. 

“Aseguraremos la recuperación del sector en base a los principios de sostenibilidad socioeconómica y ambiental con las que el Gobierno está plenamente comprometido”

Adolfo Pérez Abellás

Este Plan de Choque se fundamenta en el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, complementado por el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo y el Real Decreto-ley 11/2020, de 29 de marzo, se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

En el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, se establecen medidas para reforzar el sistema de salud pública, apoyar a las personas trabajadoras y familias más vulnerables afectadas por la situación excepcional y extraordinaria, garantizar la liquidez de las empresas del sector turístico y apoyar la financiación de las pequeñas y medianas empresas y autónomos.

Con carácter de extraordinaria y urgente necesidad, se reforzó y extendió la línea de financiación prevista inicialmente para los afectados por la insolvencia del Grupo empresarial Thomas Cook, a los afectados por la crisis desencadenada por el COVID-19, por lo que dicha línea de financiación se extendió a todas las empresas y trabajadores autónomos establecidos en España y encuadrados en los sectores económicos definidos en la disposición adicional primera que son los que, por el momento, son especialmente afectados por la misma. 

Asimismo, se creó, una línea de financiación del ICO, dotada con 400 millones de euros y con garantía del Estado. Es una ampliación de 200 millones de euros de la línea creada tras la quiebra de Thomas Cook que se amplió a todas las empresas y trabajadores autónomos con domicilio fiscal en España que estén incluidos en los sectores económicos de transporte de viajeros, alojamiento, restauración, así como actividades relacionadas que se están viendo afectadas por la crisis.

La situación excepcional provocada por el COVID-19 tuvo una especial incidencia en el empleo de los trabajadores fijos discontinuos que trabajan en el sector turístico y en todos los sectores vinculados al mismo en todas las comunidades autónomas. Por ello, en el Real Decreto-ley 7/2020, como medida extraordinaria, se anticipa y se amplió a los meses de febrero a junio de 2020 la aplicación de la bonificación en las cuotas a la Seguridad Social de los contratos de los trabajadores fijos discontinuos de toda España.

En el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, se establecen entre otras, medidas de apoyo a trabajadores, familias y colectivos vulnerables, que se ven particularmente afectados por las circunstancias actuales, también se establecen medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos y diversas medidas de garantía de liquidez para sostener la actividad económica ante las dificultades transitorias consecuencia de la situación generada por el COVID-19. De esa forma, se flexibilizan los aplazamientos del pago de deudas tributarias con la Administración durante un periodo de seis meses, previa solicitud, con bonificación parcial en los tipos de interés para evitar posibles tensiones de tesorería de autónomos y pequeñas y medianas empresas.

El Ministerio de Sanidad dictó el día 19 de marzo de 2020 la Orden SND/257/2020 por la que se declara la suspensión de apertura al público de todos los establecimientos de alojamiento turístico, de acuerdo con el artículo 10.6 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, que declara el estado de alarma, de acuerdo con ciertos requisitos. No obstante, la Orden TMA/277/2020, de 23 de marzo, modificada por la TMA/305/2020, de 30 de marzo, declara servicios esenciales a determinados alojamientos turísticos para la prestación del servicio de alojamiento a trabajadores. Estos establecimientos se mantuvieron cerrados al público en general, pero permitían el alojamiento de aquellos trabajadores que realizaban diversas labores y actividades de interés general. En todo caso, se observaron las medidas e instrucciones de protección indicadas por el Ministerio de Sanidad tendentes a evitar el contagio del COVID-19. Esta situación se mantendrá hasta la finalización del periodo del estado de alarma o hasta que existan circunstancias que justifiquen una nueva orden modificando los términos actuales. 

El Consejo de Ministros de 24 de marzo ha aprobado el Acuerdo que recoge las características del primer tramo, por importe de hasta 20.000 millones de euros, de la Línea de Avales para empresas y autónomos, recogida en el Real Decreto Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. El Gobierno dio así cumplimiento al compromiso con las empresas, especialmente con los trabajadores autónomos y las pymes, de poner en marcha las medidas necesarias para garantizar su liquidez y preservar la actividad productiva y el empleo.

Con este objetivo, la Línea de Avales garantiza los nuevos préstamos y las renovaciones concedidas por entidades financieras a empresas y autónomos para atender las necesidades de financiación derivadas, entre otros, de pagos de salarios, facturas, necesidad de circulante u otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias. Esta Línea está gestionada por el Instituto de Crédito Oficial, en colaboración con las entidades financieras.

Las medidas que afectan al sector turístico se pueden consultar en la web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en la siguiente dirección (https://turismo.gob.es/es-es/novedades/Paginas/Medidas-de-apoyo-al-sector-tur%C3%ADstico-y-sus-trabajadores-para-paliar-los-efectos-econ%C3%B3micos-y-laborales-del-COVID-19.aspx).

En el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19. Este Real Decreto-ley clarificó algunos efectos y consecuencias del Real Decreto-ley 8/2020 y estableció nuevos contenidos dirigidos a asegurar una mejor cobertura y una más eficaz aplicación de lo allí establecido. También establece medidas específicas para algunos sectores de actividad y configura un sistema más ágil para la contratación pública durante la crisis sanitaria. Entre sus principales aspectos en el ámbito laboral que puede afectar al sector turístico, cabe destacar:

  • Medidas extraordinarias para la protección del empleo. Para reforzar los objetivos de protección laboral del Real Decreto-ley 8/2020, la presente norma establece que no estará justificado el despido que se realice por causas relacionadas con el COVID-19.
  • Se agiliza el acceso a la prestación de desempleo, clarificándose su alcance y concretando el mecanismo para que la prestación de desempleo se solicite directamente por parte del empresario que ha tramitado el ERTE.
  • Reforzamiento de los mecanismos de control. Se establece que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social incluirá entre sus planes de actuación la comprobación de las causas alegadas para los ERTE.
  • Interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales. La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido en cada una de estas modalidades contractuales.

En el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19. Durante el permiso, desde los días 30 de marzo al 9 de abril, ambos inclusive, los trabajadores y trabajadoras siguieron percibiendo sus retribuciones íntegras, tanto el salario base como los complementos a los que tenían derecho.

“O turismo é un sector de prestixio internacional e de gran capacidade de crear emprego e vaino a seguir sendo co apoio do Goberno de España”

Adolfo Pérez Abellás

Se trata de una medida de flexibilidad laboral para mantener y salvaguardar el empleo mientras dure la crisis sanitaria del COVID-19, de evitar situaciones de desprotección y de garantizar el restablecimiento posterior de la actividad económica.

El Real Decreto-ley es de aplicación obligatoria, pero contempla excepciones para aquellas personas trabajadoras que presten servicios en los sectores calificados como esenciales, tal como se establecen en su anexo. Por ejemplo, no podrá afectar a las personas trabajadoras a las que se les esté aplicando un ERTE, salvo que este sea de reducción de jornada. Tampoco a las personas que estén de baja médica, o cuyo contrato esté suspendido por otras causas legales, ni a las que puedan desarrollar su actividad profesional mediante el teletrabajo. La medida resulta aplicable a las personas trabajadoras del sector privado y se dictarán las instrucciones precisas, en su caso, en cuanto a la aplicación de la medida a empleadas y empleados del sector público.

En el Real Decreto-ley 11/2020, de 29 de marzo, se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19. Este nuevo Real Decreto-ley persigue, en primer lugar, la adopción de un nuevo paquete de medidas de carácter social dirigidas al apoyo a trabajadores, consumidores, familias y colectivos vulnerables, haciendo especial hincapié en aquellos que más lo necesitan; y, en segundo lugar, la puesta en marcha de un conjunto de medidas de diversa naturaleza con impacto directo en el refuerzo de la actividad económica, así como actuaciones encaminadas a apoyar a empresas y autónomos. Se incluyen además un conjunto de medidas que permiten ajustar el funcionamiento de la Administración a las necesidades actuales, acometiendo medidas en materia de cuentas anuales de las entidades del sector público, en materia de disponibilidades líquidas y donaciones, así como en la financiación otorgada por las entidades territoriales.

A lo largo de este año el Gobierno aprobará la “Estrategia de Turismo Sostenible 2030”, con la participación de las comunidades autónomas y los principales agentes del sector. Esta Estrategia tiene el objetivo de reforzar la posición del sector turístico en España, basado en la sostenibilidad y en la implementación de la inteligencia turística y la digitalización.

El Gobierno apostó y apuesta por una política de rehabilitación y valorización de los destinos turísticos pioneros, que ayude a mantener su competitividad y atractivo bajo un nuevo paradigma de sostenibilidad y de calidad. Una estrategia que debe tener como base el desarrollo sostenible y que ayude a abordar retos como la despoblación o el cambio climático.

Tras esta crisis, la Estrategia es más necesaria que nunca y tendrá que tener en cuenta el nuevo contexto surgido tras la pandemia del COVID-19, pero que también debe promover unos cambios.

El Gobierno presidido por Pedro Sánchez considera que el turismo es una actividad económica prioritaria en toda España y pondrá en marcha, antes del 15 de junio, un Plan de Reactivación del Sector Turístico, no se queda en palabras, sino que gobierna, y eso implica tomar decisiones que beneficiará al turismo en toda España, y por supuesto en Galicia. Como portavoz de turismo pongo en valor esta medida que, una vez más, demuestra que el Gobierno no se queda en palabras, sino que gobierna, y eso implica tomar decisiones; y así el presidente del Gobierno, anunció el miércoles día 3, en el Congreso que ultima un plan de “relanzamiento del turismo” basado en medidas de apoyo económicas y laborales que se sumarán a las ya aprobadas, y en el “reposicionamiento de España como destino seguro y sostenible”. “El turismo es un sector de prestigio internacional y de gran capacidad de crear empleo y lo va a seguir siendo apoyado por el Gobierno de España”.

Entre otras medidas, este plan anunciado por el Gobierno conllevará una línea de avales ICO por valor de 2.500 millones de euros destinados a garantizar la liquidez del sector, así como una inversión directa de 151 millones de euros para la transformación y digitalización del sector, que incluirá el refuerzo de destinos inteligentes y sostenibles.

Parte de esa inversión irá destinada a programas de formación, capacitación y digitalización para empresas, negocios y trabajadores del sector turístico, con medidas destinadas a las empresas y a la protección de sus trabajadores.

Un Plan de Relanzamiento del Turismo basado en medidas de apoyo económico y laboral complementarias a las ya aprobadas y en el reposicionamiento de España como destino seguro y sostenible para este verano.

“En este plan aseguraremos que la recuperación del sector se alinee con los principios de sostenibilidad socioeconómica y sostenibilidad medioambiental, con las que este Gobierno está plenamente comprometido. El objetivo es que el sector continúe trabajando en dos elementos fundamentales como son la innovación en los destinos turísticos y la digitalización”.